Noticias

La formación humanística, clave en la relación entre los profesionales sanitarios y paciente

Fotografía madre con hija pequeña en el pediatra

En el marco del Día Europeo de los Derechos de los Pacientes, el Foro Español de Pacientes y el Instituto Albert J. Jovell, con la colaboración de Novartis, han elaborado el Informe ‘Comunicación entre profesionales sanitarios y pacientes’, que presentamos ayer en la sede de la Comisión Europea en España.

En el encuentro, inaugurado por D. Lucas González, Jefe de prensa de la Representación de la Comisión Europea en España, participaron Santiago Alfonso, Vicepresidente y Coordinador de Relaciones Institucionales del Foro Español de Pacientes; Julio Zarco, Doctor en Humanidades Médicas, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria y profesor en la Universidad Complutense de Madrid y Begoña Gómez, Directora de Comunicación Corporativa y Relación con Pacientes del Grupo Novartis España.

Durante la presentación se pusieron a debate los desafíos y retos del futuro que se plantean en las organizaciones de pacientes, el rol de las nuevas tecnologías a la hora de mejorar la interacción entre los actores implicados en el Sistema Nacional Sanitario y la comunicación entre los profesionales de la salud y los pacientes.

Santiago Alfonso destacó “la comunicación como herramienta para hacer más efectiva la adherencia a los tratamientos y para proporcionar resultados positivos en salud y fortalecer el rol del paciente en la gestión de su enfermedad”. Además, reclamó que el paciente adopte un papel más colaborativo y propuso una mayor interacción entre los agentes dentro del proceso asistencial.

Por su parte, el Dr. Zarco hizo hincapié en la relevancia de humanizar al paciente a través del ejercicio de la medicina desde una dimensión humanista, integral e integradora. “La perspectiva humanística consiste en tener una sensibilidad que debe trabajarse desde la Universidad”, afirmó. A este respecto, Zarco incidió en que tan solo el 10% de las facultades abordan de manera reglada este aspecto.

Los resultados del estudio revelan que una buena comunicación entre los profesionales sanitarios y los pacientes contribuye a una mejor orientación diagnóstica, a una mayor adherencia al tratamiento, a la aceleración de los procesos de alta y rehabilitación posterior y, en definitiva, a mejorar los resultados en salud. El informe también destaca la importancia de mejorar la empatía, la capacidad de escucha y la asertividad y la necesidad que el paciente adopte un rol activo durante las visitas y participe en la toma de decisiones sobre su salud.