Noticias

Declaración del European Patients Forum (EPF) sobre la pandemia de COVID-19

European-Patients-Forum

El miércoles 10 de marzo, la Organización Mundial de la Salud declaró el brote de COVID-19 como una pandemia. El Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que la situación empeorará y que los países necesitarán «lograr un buen equilibrio entre proteger la salud, minimizar la perturbación económica y social y respetar los derechos humanos».

El Foro Europeo de Pacientes (EPF,  del que forma parte el Foro Español de Pacientes) hace un llamamiento a los Estados miembros de la UE para que actúen rápidamente y sigan los consejos de la OMS para contener la propagación de COVID-19 en la medida de lo posible, realizar pruebas y tomar medidas para garantizar que los sistemas de salud tengan la capacidad suficiente.

Garantizar el acceso de los pacientes a un tratamiento oportuno y seguro

Los pacientes con afecciones crónicas tienen un riesgo particular de enfermedad grave y muerte por COVID-19: los datos recopilados hasta el momento muestran que los riesgos incluyen ser anciano y tener diabetes, enfermedad cardíaca, inmunosupresión, enfermedad respiratoria e hipertensión. Las personas con múltiples afecciones tienen un riesgo particular. Esta es una parte importante de la población: en toda Europa, 150 millones de personas viven con una condición crónica, y unos 50 millones con multimorbilidad.

Hacemos un llamado a los Estados Miembros para que establezcan estrategias efectivas para proteger a los más vulnerables. En particular, los países deberían brindar todo el apoyo posible a sus hospitales y al personal sanitario.

La situación en Italia muestra que la vida de los pacientes está en peligro cuando los hospitales están abrumados. Además de COVID-19, algunos pacientes con afecciones crónicas, por ejemplo, cáncer y otras enfermedades potencialmente mortales, así como pacientes agudos, aún necesitarán atención médica urgente.

Solidaridad necesaria

Los países tienen una capacidad de sistema de salud diferente, y algunos luchan por encontrar los recursos para enfrentar la pandemia. Hacemos un llamamiento a la Comisión Europea para que tome medidas rápidas en concierto y en solidaridad para garantizar el suministro continuo de medicamentos vitales, equipos de protección y equipos, como máquinas respiratorias, donde sean necesarios.

EPF se solidariza con los afectados por la crisis, en Europa y en todo el mundo. Muchas de las organizaciones de pacientes en nuestra comunidad están proporcionando actualizaciones de información oportuna para sus comunidades con respecto a COVID-19. Recomendamos a las autoridades que trabajen con las organizaciones de pacientes de su país para garantizar un flujo efectivo de información y responder a sus inquietudes.

Todos pueden mostrar solidaridad. Todos conocemos a alguien vulnerable: un padre, un hermano, un amigo. Las personas sanas pueden protegerse a sí mismas y a los demás siguiendo los consejos de las autoridades de salud pública.2 Los cambios de comportamiento realizados por las personas, como higiene de manos, no apretones de manos, autoaislamiento, evitar viajes y reuniones sociales, ayudan a frenar la propagación del virus y “Aplanamiento de la curva epidémica” 3: esto es fundamental para garantizar que el sistema de salud pueda continuar funcionando.

La crisis de COVID-19 está revelando rápidamente brechas y debilidades en nuestros sistemas de salud, poniendo a prueba la cohesión y la unidad de la Unión Europea. También muestra que el fortalecimiento de los sistemas de salud no es solo una cuestión nacional, es una prioridad urgente de la política sanitaria europea y mundial.

Declaración-original-EPF